Skip to content

Semblanza. Ómar Andrés Pinzón García

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Nació el 17 de junio de 1989, en Bogotá. Mide 1.85 metros de estatura, pesa 87 kilogramos y es el nadador colombiano más ganador de su generación en Colombia. A los 15 años de edad debutó en sus primeros Juegos Olímpicos, en las justas de Atenas-2004 y regresó para Pekín-2008, Londres-2012 y Río-2016, a los que fue con 27 años de edad, por lo que puede seguir ampliando su historia.

Este bogotano es dueño de siete récords nacionales y tuvo su mejor año deportivo el 2011, cuando festejó para Colombia la primera medalla de unos Juegos Panamericanos, desde 1983 cuando la había ganado Pablo Restrepo. Lo hizo en las justas de Guadalajara en México, y luego se convirtió en el primer nadador nacional de todos los tiempos en ganar un oro en una Copa Mundo FINA.

Hijo de Ómar (q.e.p.d.) y Gradys, Ómar Andrés se inició en la natación a los siete años de edad, luego de transitar por varios deportes, como fútbol, baloncesto, tenis, tenis de mesa, atletismo y karate, porque según sus padres, era muy hiperactivo. Cuando tenía 14 años, sin terminar el colegio, se clasificó para los Juegos Olímpicos de Atenas-2004. Por eso decidió viajar a terminar sus estudios en Estados Unidos, en donde continuó en la Universidad de La Florida, en ese momento el cuarto mejor equipo de natación de USA.

Ómar se clasificó a los Juegos Olímpicos de Atenas-2004 en un Suramericano de Natación, por eso su debut oficial en eventos del Ciclo Olímpico fue en Grecia, para la prueba de los 200 metros espalda, su especialidad, registró un tiempo de 2:07.26 para finalizar en la casilla 35 de la general.

Posteriormente ganó dos oros, tres platas y un bronce, en los Juegos Bolivarianos, Armenia-Pereira-2005, y fue una de las figuras colombianas; siguieron los Juegos Centroamericanos y del Caribe Cartagena-2006, en los cuales obtuvo dos medallas de plata y un bronce; los Juegos Bolivarianos, Sucre-2009, en los que ganó tres oros, dos platas y dos bronces; Juegos Centroamericanos y del Caribe, Mayagüez-2010, en los cuales se consagró con tres oros y dos bronces, y fue una de las figuras colombianas; los Juegos Panamericanos, Guadalajara 2011, que le reportaron una presea de plata, y Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz-2014, tres de oro y dos de plata.

En al año 2012 Omar pinzón empezó a vivir el más difícil episodio de su vida, al registrar positivo por dopaje, al final de los Juegos Nacionales 2012. Durante los dos años siguientes luchó por demostrar su inocencia y su padre murió como consecuencia de un infarto. En 2014 fue absuelto por el Tribunal de Arbitramento Deportivo, que consideró que hubo errores en el proceso de análisis de la muestra. “Lo más difícil en todo este tiempo fue la pérdida de mi padre, mi gran mentor y tutor. Pero por fortuna el veredicto final me devuelve el nombre, la honra y las distinciones que obtuve en los Juegos Nacionales”.  

Sobre su ha sido el mejor nadador colombiano, Omar Pinzón tiene su opinión: “No está en mí decidir quién es el mejor. Yo solo vivo mi vida y hago lo que amo, que es la natación”.

PATROCINADORES