Skip to content

Rumbo a París 2024. Atletismo: Zambrano y Arenas encabezan la lista

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por Jorge Lozano

Jefe de Prensa de la Carrera Ciudad de Bogotá

El atletismo colombiano realizó un importante aporte del deporte base del área suramericana, ya que las dos preseas de plata y tres de los doce diplomas olímpicos conseguidos fueron aporte tricolor.

El primero en ondear nuestra bandera en tierras asiáticas en un podio olímpico de Tokio fue Anthony Zambrano, el mejor cuatrocentista del mundo, según ranking de World Athletics, quien el jueves 5 de agosto marcó su sello en la memoria del atletismo colombiano gracias a sus piernas, su esfuerzo, su dedicación y su furia deportiva, para afrontar una final olímpica y entregarle a nuestro país la primera medalla de plata en las pistas de unos Juegos Olímpicos en la rama masculina, 29 años después del logró conseguido por Ximena Restrepo, en Barcelona 1992, bronce en la prueba de 400 metros planos.

Anthony Zambrano.

A sus 23 años, marcado con el dorsal 2235, Zambrano llegaba a la final de los 400 metros luego de batir su propio récord nacional y suramericano, con un tiempo de 43 segundos con 93 centésimas, con dos grandes rivales como referencia, el granadino Kirani James, campeón olímpico de Londres 2012 y presea de plata en Rio de Janeiro 2016, por el carril cuatro, y el bahameño Steven Gardiner, actual campeón mundial en Doha 2019, por el carril siete.

La prueba arrancó a las 7 de la mañana hora colombiana y 44 segundos con 08 segundos después, el grito olímpico retumbó en toda la nación con el más profundo y sonoro frenesí al obtener la cuarta medalla para el país en los Juegos Olímpicos de Tokio, la número 33 en la historia del deporte nacional y la segunda en una pista atlética olímpica.

Sandra Lorena Arenas.

Por su parte, Sandra Lorena Arenas, coronó el ascenso que las marchistas de nuestra región exhibieron durante las últimas temporadas en el circuito mundial: medalla de plata sobre 20 kilómetros, escoltando a la italiana Palmisano, como la primera mujer sudamericana en un podio olímpico de marcha.

La marchista colombiana siempre estuvo en la punta de la competencia para disputar las medallas. Después del kilómetro 10, el grupo no tenía a más de siete competidoras: la italiana Antonella Palmissano, la brasileña Erika Rocha de Senna, las chinas Jiayu Yang y Hong Liu, la española María Pérez y la mexicana Alegna González, además de la colombiana.

La italiana sacó una pequeña ventaja a sus dos compañeras de travesía y se fue en busca de la medalla de oro, mientras que Lorena recibía una nueva amonestación y también llegó a dos faltas. Tenía que cuidarse y ser cautelosa. Yang, entre tano, recibió la tercera falta y tuvo que entrar a Pit Lane, lo que le abrió el camino a la colombiana para asegurar la presea de plata.

A falta de un kilómetro para la meta Lorena seguía adelante de la brasileña, pero la diferencia era cada vez más menor. En ese momento, el tablero mostraba la tercera falta para la brasileña, pero ella aún no era notificada.

Las dos atletas tomaron el retorno para los últimos 500 metros y cuando pasaron por el Pit Lane, el juez sacó la tarjeta que mostraba los dos minutos que debía cumplir la brasileña, pero la angustia se apoderó hasta que se la mostraron a Rocha de Senna y no a la colombiana. La tarjeta de castigo de los 2 minutos hizo que la brasileña entrara en llanto, porque se le iba la medalla de plata.

Ante esa situación, la medalla de plata era una realidad para Lorena Arenas y tras la sanción para Rocha de Senna, se le abrió el camino del podio a la otra atleta china, Hong Liu, quien estuvo en el grupo de las punteras. Y en ese orden llegaron a la meta. Antonella ganó con 1:29:12, seguida de Lorena Arenas, con 1:29:37 y la china Hong Liu, con 1:29:57.

Así mismo, el también colombiano Mauricio Ortega se dio el gusto de estar entre los ocho mejores del lanzamiento de disco olímpico.

Éider Arévalo.

Ante el futuro

Con estos resultados y los Juegos Olímpicos de Paris, a 3 años, el panorama es más que alentador con la consagración de Zambrano y Arenas en Tokio, ya que tienen todas las posibilidades de buscar una gesta igual o mejor en la cita francesa.

Para Lorena hay una gran cita a la vuelta de la esquina: el Campeonato Mundial de Marcha en Omán, en el mes de marzo de 2022. Posterior a ello, el gran reto para el velocista y la marchista será el Campeonato Mundial de Atletismo en Oregón, Estados Unidos, entre el 15 y el 24 de julio del próximo año.

El campeón mundial en Londres 2017, Eider Arévalo, quien no logró ratificar su potencial en Tokio, también aparece como referencia de la marcha en los próximos campeonatos mundiales y desde luego de cara a Paris 2024.

El avance en cuanto a marca y figuración del lanzador Ortega, con relación a Rio de Janeiro demuestra un gran trabajo en tierras europeas. De hecho, Mauricio ya cosecha dos triunfos después de los Juegos Olímpicos en Alemania y República Checa.

La figuración del tolimense Jeisson Suárez, como mejor latino de la prueba del maratón en la casilla quince en su debut olímpico, también pone el fondo colombiano en las primeras listas de las más grandes maratones del mundo, con una gran proyección.

En cuanto a la posta de 4×400, la cual no contó con Zambrano, no llenó las expectativas de estar en la final, pero fue una buena experiencia, porque se logró la mejor marca del año, incluso mejor que la del mundial.

Previo a la cita parisina del 2024, la élite mundial tendrá un Campeonato Mundial de Atletismo en Budapest, en el año 2023, en el cual se podrán afinar detalles técnicos y deportivos de lo que será la delegación colombiana en los próximos Juegos Olímpicos.

La nueva sangre

Ahora bien, mirando para atrás y las nuevas posibilidades que se pueden abrir en los próximos tres años, tenemos que resaltar el trabajo de John Andrés Berrio, quien se llevó hace pocos días la medalla de plata en la prueba de salto largo, en desarrollo del Campeonato Mundial U20, que se realiza en la ciudad de Nairobi (Kenia), récord nacional para la categoría U20 e iguala la marca para la categoría U23 y mayores.

Junto a Berrio, también están los nombres de Neider Abello, John Edward Paredes, John Andrés Berríos y Yesid Flórez, integrantes del relevo 4X100 que logró el quinto lugar en el Mundial de Nairobi; Valentina Barrios, quinta en lanzamiento de jabalina, y el sexto lugar con John Edward Paredes, en los 110 metros vallas.

Estos atletas, y el resto del talento nacional menor de 20 años que no logró viajar Nairobi por cuenta de la pandemia, tendrán la posibilidad de revalidar su buen proceso y camino a Paris, el próximo año durante el Campeonato Mundial de Atletismo U20 de Cali 2022, entre el 02 y el 07 de agosto.

Artículos DE LA REVISTA relacionados

PATROCINADORES