Skip to content

Ronald Gruesso: un campesino caucano cargado de sueños

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Su mamá, una tía, un primo y su entrenador son hoy las personas más influyentes en la carrera deportiva, de un muchacho nacido hace 19 años en el municipio caucano de López de Micay, quien a la fecha hace parte del listado de los mejores lanzadores jóvenes del continente gracias a sus títulos en juegos y campeonatos suramericanos.

Ronald Gruesso.

La historia del atleta Ronald Grueso Mosquera se inicia en uno de los 42 municipios del departamento del Cauca, un pequeño pueblo fundado en 1910 y considerado desde 2009 como el más lluvioso del mundo (13.000 mm/año), con 19.000 habitantes que, como muchos lugares de nuestro continente,claman por mejores condiciones de vida. Un lugar que sufre por las inundaciones que provocan los ríos Micay y Naya, un pueblo enclavado en la selva tropical colombiana de donde solo se puede salir en lancha hacia Buenaventura por el océano pacifico o en pequeños aviones, desde su precario aeropuerto. Allí, el 79% de sus habitantes son afros, pero también es asiento de cinco resguardos indígenas.

Cualquier parecido con otras regiones, en otros países, es apenas la imagen de nuestra realidad continental, un lugar donde necesitar un servicio médico puede ser el límite entre la vida y la muerte y donde cae del cielo la mayor cantidad de agua, pero no hay acueducto.

De allí partió Ronald hacia Buenaventura con una pequeña maleta cargada de sueños, los que ha podido ir cumpliendo con el paso de los días. Fue un primo el que lo motivó a salir del pueblo, luego una tía le abrió las puertas de la gran ciudad y, por supuesto, su madre, la que desde siempre lo apoya en todo este viaje hacia la gloria. “En López de Micay yo era un campesino, con mi familia trabajábamos la tierra, no me pasaba por la cabeza estar dedicado al deporte, hice hasta décimo grado y mi primo Julio me motivó para que me fuera para Buenaventura. Allí terminé el bachillerato y empecé a trabajar con mi primera entrenadora, la profesora Denis (Denis Córdoba), quien vio mis condiciones a pesar de haber llegado pasado de edad, pero nunca es tarde. Fuimos a Juegos Departamentales y gané mi primer título. Luego, una tía me ofreció su casa en Cali y gracias a Dios todo se fue dando de la mano del profesor Juan Carlos Díaz, quien ha sido vital en mi carrera, ya que pude ingresar a la lista de deportistas apoyados por Indervalle”, cuenta Ronald.

Pareciera que para él todo va muy rápido, pero no es así, este caucano tiene la cabeza bien puesta y sus resultados son fruto de su disciplina y consagración. De campeón departamental en Cartago 2018, pasó a ser campeón de Juegos Suramericanos, en Chile. Como él mismo afirma, “Gracias a Dios he estado en otros eventos representando a Colombia y me he adaptado a esa presión y las cosas han salido bien. En Chile pude coronarme doble campeón suramericano en disco y bala, pero lamentablemente no pude ir al mundial de Nairobi debido a la pandemia del Covid-19, pero eso es el pasado y ahora debo prepararme para lo que viene”.

Pensando en la competencia de los I Juegos Panamericanos Junior Cali-Valle 2021, Ronald Grueso está feliz de saber que contará con la compañía de su familia y además es consciente de que será muy difícil por el cambio de implementación de juveniles a mayores. La diferencia en ese aspecto se siente, ya que según sus propias palabras “Tengo que seguir trabajando duro para los Panamericanos Junior ya que vamos a competir con peso de mayores siendo juveniles. Yo tengo como mejores marcas en disco entre 59 y 60 metros, mientras que en bala mi mejor registro es 17.90. Esperemos que con el nuevo peso las cosas salgan bien. Yo lanzo con disco de 1.750 kilogramos y ahora vamos con disco de 2.0 kilogramos, mientras que en bala el implemento pesa 6.0 kilogramos y ahora debemos lanzar con uno de 7.240 kilogramos. Se nota mucho el cambio, pero cuando uno quiere, uno puede y estoy para darlo todo por Colombia. Motiva mucho más saber que será en casa. He competido afuera sin el respaldo de mi gente, pero ahora es diferente pues será con quienes han estado a mi lado en todo este proceso. Aquí toca dar mucho más ante tu gente, ya que en la tribuna estarán quienes me han acompañado en los momentos buenos y sobre todo en los difíciles. Será lindo que se sientan mucho más orgullosos de todos nosotros”.  

Un joven como Ronald está cargado de sueños, pero los está combinando con triunfos en ese gran ascenso de su carrera que espera tenga techo en un podio olímpico: “Mi sueño es ser medallista de los Juegos Panamericanos Junior, si es de oro mejor, pero confiando en Dios todo se va dando gracias al trabajo. Sueño con ser campeón olímpico, estar en los grandes eventos del atletismo en el mundo, ganar medallas y subir a lo más alto. Esos son hoy mis grandes sueños y estoy dedicando todo mi esfuerzo para conseguirlos”. 

Es tanta la calidad de este caucano adoptado por el Valle del Cauca, que no sería justo cerrar este comunicado sin antes reseñar otro de sus logros. El pasado fin de semana, Ronald Grueso Mosquera, el hijo de la lluviosa López de Micay, siguió cosechando podios. En el Campeonato Suramericano sub 23 en el estadio Modelo Alberto Spencer de Guayaquil (Ecuador), se colgó la medalla de plata en la impulsión de la bala al colocar 17 metros 62 centímetros (28 centímetros menos que su mejor marca). El oro fue para el argentino Nazareno Sasia (19.11) y el bronce para el chileno Camilo Reyes (17.33). En lanzamiento de disco, el colombiano fue cuarto con 54 metros 92 centímetros, señal inequívoca de que este gran campeón va por el camino de la consagración y su gran reto de la temporada lo tiene al frente y lo vivirá en su propia tierra, los I Juegos Panamericanos Junior Cali-Valle 2021. Comunicaciones Juegos Panamericanos Junior Cali Valle 2021.

Artículos DE LA REVISTA relacionados

PATROCINADORES