Skip to content

Retazos. Los batazos de Joaquín Gutiérrez

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Joaquín Gutiérrez fue uno de los más importantes atletas de la costa Caribe colombiana, en los años 80 del siglo XX. Inicialmente fue atleta, pero abandonó el deporte base, para hacerse beisbolista, uno de los deportes más populares de su tierra, Cartagena.

Hijo de Campo Elías Gutiérrez, uno de los pioneros de las participaciones colombianas en Juegos Olímpicos, en 1936 en Berlín, y hermano de los atletas Hernando, Manuel y Francisco, este último poseedor durante varios años de la marca nacional de los 100 metros, con 10.3, llegó al béisbol de las Grandes Ligas y tuvo una temporada exitosa en 1983, en la cual envió a la banca a Glen Hoffman, el mejor bateador de los Medias Rojas de Boston, y estableció un alto promedio de efectividad, durante 152 partidos.

Después todo se complicó y Gutiérrez fue vendido al béisbol de Puerto Rico, en donde también ganó su cupo como uno de los mejores jugadores.

Hoy se le recuerda con especial cariño, como uno de los símbolos del deporte más emblemático de la región Caribe colombiana.

Artículos DE LA REVISTA relacionados

PATROCINADORES