Skip to content

Opinión. Marcas y medallas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por David Cañón Cortés

Miembro de la Academia Olímpica Colombiana

Al culminar los Juegos Olímpicos 2020 (realizados en el 2021), los colombianos se preguntan, cuál fue el papel de nuestro país en estas justas. Seguramente vienen las odiosas comparaciones respecto a los resultados de Londres 2012 y Rio de Janeiro 2016, en los cuales Colombia obtuvo las mejores y cuantitativas cosechas en el mundo del Olimpismo.

También el colombiano medio se pregunta cuál es el alboroto por “una medalla de plata”, en este caso la del atleta Antony Zambrano. Pues bien. Vale la pena hacer algunas consideraciones como recordar que el atletismo es por naturaleza el deporte base del movimiento lúdico del hombre y, por lo mismo, el consentido de los Juegos.

También vale recordar que a los 100 metros planos se les llama la prueba reina de los Juegos, y quien gana es distinguido como el ser humano más veloz del mundo. Durante 85 años, el hombre únicamente ha logrado bajar en menos de tres décimas de segundo el récord impuesto por el norteamericano Jesse Owens, en Berlín 1936. Después de eso, ha sido noticia la marca de 10 segundos de los velocistas norteamericanos en México 68. Y después, la aparición del jamaiquino Usain Bolt, con su récord de 9.63, en Londres 2012 (también tiene la marca mundial de 9,58, desde el 2009). La medalla de oro de Tokio 2020, la acaba de ganar el italiano Marcel Jacobs, con 9.80, a 0.17 de Bolt.

Ximena Restrepo, en Barcelona 1992.

La prueba de los 400 metros planos se podría decir que es la combinación de rapidez y resistencia, porque es la más larga de las pruebas rápidas de pista. Ahí termina la velocidad y comienza el semifondo. Es el péndulo entre la explosión y el aguante. Pasaron 29 años, desde que Ximena Restrepo ganara la medalla de bronce en la misma prueba, en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. La emoción que sentí en el estadio de la capital catalana, la volví a percibir a través de la pantalla del televisor, en la final de Tokio 2020, al contemplar la plata del colombiano Anthony Zambrano.

El norteamericano Thomas Burke fue el primer ganador olímpico de los 400 metros, en Atenas 1896, con un tiempo de 54.2 segundos. En 125 años se ha reducido en 10 segundos el tiempo para esta distancia, es decir el mismo tiempo que actualmente emplean una decena de atletas en esa modalidad, coincidencialmente, el mismo tiempo que actualmente se gasta en los 100 metros.

“Lo que hemos hecho en éste país, es tomarnos la educación física en serio”, palabras de Edward Shakes, director del Foster Collage, uno de los principales centros de entrenamiento en Jamaica. Los atletas susceptibles de convertirse en profesionales pueden acceder a un programa estatal de becas, que en coordinación con los centros universitario les permite desarrollar su carrera en Jamaica. “Es la clave de nuestro éxito en este deporte” agregó Edward. En Jamaica, un país de tres millones de habitantes, hay tres mil atletas de alto rendimiento. Hasta la fecha, América del sur todavía no ha producido un atleta masculino que rebase los 10 segundos, ni una mujer por debajo de los 11 segundos, para los 100 metros

Artículos DE LA REVISTA relacionados

PATROCINADORES