Skip to content

Memoria. El BMX: una historia con sabor paisa

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por Juan Fernando Castrillón Benjumea

Dirigente Deportivo del BMX

Hoy Colombia es una auténtica potencia mundial en el BMX. A esto han contribuido inicialmente la novedad que supuso la incursión de un nuevo deporte en nuestro medio, el interés y el entusiasmo que éste suscitó en los niños, así como el amor, el acompañamiento y el apoyo económico de sus padres para conocerlo y practicarlo.

Pero, indudablemente, el excelente desempeño al que hemos llegado en el campo del BMX mundial se debe a la visión, al trabajo, al esfuerzo y a la perseverancia de quienes lo introdujeron y luego al de sus promotores y gestores a lo largo ya de 30 años.

Debido a ello, hay que reiterarlo: Colombia ostenta un innegable y altísimo nivel técnico, capacidad, disciplina y desempeño de sus deportistas.

En la misma línea debemos decir que en dichos resultados, el mayor palmarés corresponde a Antioquia, cuya notoria superioridad se debe a la constancia y empeño de los dirigentes; también, a la mística, pasión y disciplina de los padres que apoyan y acompañan a sus hijos en la práctica de este deporte desde muy temprana edad, como lo demuestran nuestros campeones nacionales y mundiales, hoy prominentes y reconocidas figuras en el ámbito deportivo mundial y del ciclismo internacional.

Esta, pues, es una historia que no se cuenta de manera casual, sino que ha sido construida y ha obtenido un sitial de honor –literalmente hablando– con “sangre, sudor y lágrimas”. Historia que a la fecha se erige como una conquista y un enorme logro internacional que esperamos motive a las nuevas generaciones de deportistas a mantener y a superar el desempeño y los resultados alcanzados. Historia que transfiere la responsabilidad de que así continúe siendo, y constituye un importante legado para las nuevas generaciones de dirigentes que se comprometan a mantener muy en alto el nombre de Colombia en el ámbito deportivo y, muy especialmente, en el BMX.

Scott Breithaupt. Foto: www.diversionyvertigo.blogspot.com.

El precursor

La historia de este deporte a nivel mundial comienza en el año de 1969 en el estado de California, Estados Unidos, en donde un joven de nombre Scott Breithaupt decide utilizar una bicicleta en una pista de motocross, procurando imitar las habilidades y realizar las mismas maniobras que hacían sus ídolos en las motos.

Ambas incursiones significaron el primer y más claro indicio relativo al surgimiento de una nueva disciplina deportiva en el ámbito ciclístico mundial: el bicicross o BMX.

Poco a poco, las llamativas bicicletas adaptadas, así como la imitación de las maniobras acrobáticas y la práctica –cada vez más amplia y frecuente– en la que se hacían visibles el grado de agilidad, la experticia y el nivel técnico de las mismas adquiridos por los jóvenes, dieron paso a esta nueva y emocionante disciplina que se fue extendiendo por todo el país. De esta manera nació el BMX, cuyas letras son una abreviatura de la expresión “Bicycle Motocross”.

Para 1974 nace la “Nacional Bicycle League” (NBL) en los EE.UU, encargada de promover a nivel local, estatal, regional y nacional el BMX en dicho país. Tres años después, en 1977, se organizó la “American Bicycle Association” (ABA) como una entidad nacional, con el fin de facilitar así el crecimiento de este deporte, que fue introducido en Europa un año después, en 1978, en donde fue inmediatamente acogido por Inglaterra, Holanda y Francia, iniciando así una nueva fase de expansión por este continente y por el mundo, y que fue determinante para su desarrollo con la creación de la Federación Internacional de BMX, IBMXF.

Javier Humberto Zapata, primer colombiano en clasificarse a una final de un Mundial de Bicicross,
en categoría mayores, el celebrado en 1987, en Orlando, Florida, en el cual terminó en la
quinta posición. La fotografía corresponde a una demostración de habilidad.

En Colombia nace grande

El ciclocross en Colombia en sus años iniciales alcanzó una fanaticada relativamente grande, con la cual llega a Colombia a principios del año 1975, específicamente a la ciudad de Medellín, gracias a los hermanos Ricardo y Guillermo Arango, los encargados de realizar las primeras competencias en la pista de motocross de Furesa (empresa de fundiciones y repuestos), en el Municipio de Envigado, departamento de Antioquia, Colombia, en donde actualmente se encuentra la Planta de SOFASA. .

Ricardo, influenciado por las revistas de BMX-Action decide practicar el bicicross en Medellín, y luego organizar una demostración en el colegio Santa Rosa de Lima (barrio la Floresta). Más adelante, Jairo Zuluaga, Javier Jaramillo, Hernando Tamayo, Álvaro Jaramillo, Fernando Giraldo Betancur y la señora Ángela Martínez, fundaron el primer club organizado de este deporte y se encargaron de difundirlo y promocionarlo en todo el país.

Eran muchos los que montaban las bicicletas de cross de la época, recorriendo los barrios y entusiasmando a jóvenes de su misma edad, y lo hacían con tal pericia que podían saltar andenes, pasar por encima de canecas y otras piruetas más.

Ese fue el comienzo del bicicross en Medellín, de donde luego sería llevado a Bogotá por Juan Carlos Carbó y John Santamaría, quienes se dieron a la tarea de difundir y promocionar este novedoso deporte.

Crece en Medellín

Posteriormente, entre los años 1976 y 1978 se realizaron algunas competencias en la pista de Moto Cross de Furesa, por invitación de Óscar Campillo (presidente de la Liga de Motociclismo de Antioquia), quien después de verlos en una ocasión los invitó a participar en el intermedio de una competencia de motocross. En esa misma época, ante el auge del Ciclo-Cross, se improvisaron otras pistas como la que se utilizó en la zona alta del barrio Calasanz, llamada Morro Ferrini, en el Barrio Conquistadores, otra al frente del Centro Comercial Oviedo y en el barrio Belén (actual pista de la CAB) en Medellín.

Las modalidades que se practicaban eran el cross, que se realizaba en la pista, y el de habilidad marcada por la agilidad, la pericia y el manejo de la bicicleta, y que se hacía en el pavimento y sobre rampas.

En 1978, la afluencia masiva de los amantes de esta modalidad que surgía en la historia del deporte antioqueño tuvo como impulsador del ciclo-cross y del ciclo-trial a Campillo, quien fomentó estas especialidades entre sus amigos, y luego lo extendió a colegios, escuelas y municipios, hasta alcanzar una proyección nacional en unión con Víctor Borrero, quien las promovió en el Valle del Cauca, y el señor Darío Durango, de Yamamoto, en Bogotá. Ellos conformaron una selección de 20 de los mejores exponentes de cada ciudad para enfrentarlos en lo que se llamaría “El Primer Amistoso Nacional de Ciclo-Cross y Trial”, que se llevó a cabo en el mes de agosto de 1978.

Mundiales de bicicross

En abril de 1981 se fundó la Federación Internacional de BMX, IBMXF, que organizó el primer Campeonato Mundial de esta disciplina el cual se realizó en los Estados Unidos, en la modalidad “Indoor” (bajo techo), y que le dio un gran impulso a la Federación recién creada. En 1.982 se realizó el segundo Campeonato Mundial de Bicicross en Daytona, también en los EE.UU.

El último Campeonato Mundial organizado por la Federación Internacional de Bicicross “IBMXF”, se hizo en 1995 en la ciudad de Melgar, Departamento del Tolima (Colombia). Al año siguiente, el “bicicross” ingresa a la Unión Ciclística Internacional, UCI, y debutó como deporte olímpico en los Juegos de Beijing, China, en 2008, en las modalidades de contrarreloj y circuito (cross).

Algunos escritos remontan los orígenes a “…otro tipo de pruebas que tienen lugar al aire libre […] (como) el ‘ciclocross’ (nacido en Francia a finales del siglo XIX y que deriva de los ejercicios militares en los que los participantes siguen un recorrido a través de pistas embarradas y obstáculos), así como las de ‘mountain-bike’ o ciclismo de montaña…”.

Andrés Jiménez.

Historial Olímpico

Actualmente –como en cualquier otro deporte organizado– las pruebas se realizan a distintos niveles, y van desde Campeonatos Regionales hasta Campeonatos del Mundo. A partir del 2008 el BMX fue considerado deporte olímpico, y su debut tuvo lugar en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, en la modalidad de contrarreloj y circuito (“race”).Clasificados por Colombia estuvieron Augusto “TIN” Castro Herrera, Sergio Salazar  y Andrés Jiménez quien ocupó la cuarta posición.

Aquel año el oro masculino fue para el letón Maris Strombergs, la medalla de plata fue para el corredor estadounidense Mike Day, y el bronce para el también estadounidense Donny Robinson. El primer lugar del podio femenino en las olimpíadas fue para la corredora francesa Anne-Caroline Chausson, el segundo puesto para la francesa Laëtitia Le Corguillé, y el tercer puesto para la norteamericana Jill Kintner.

Mariana Pajón, doble campeona olímpica, en Londres 2012 y Río 2016. Finalmente, en Tokio 2020 obtuvo medalla de plata.

Llega a los Olímpicos

Cuatro años después, en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el oro femenino fue para la competidora colombiana Mariana Pajón Londoño, la plata para la neozelandesa Sarah Walker, y el bronce para Laura Smulders de Holanda. En la prueba masculina, el oro fue de nuevo para Maris Strombergs de Letonia (su segundo oro en las olimpíadas), la plata para el australiano Sam Willoughby, y el bronce para el colombiano Carlos Mario Oquendo Zabala. El ganador del BMX, en cuanto a medallería acumulada fue Colombia, al llevarse el primer lugar con la presea de oro de Pajón y el bronce de Oquendo; el segundo lugar fue para Letonia, con una medalla de oro; el tercero fue para Australia.

Carlos Mario Oquendo, bronce en Londres 2012.

En los Juegos Olímpicos de Río 2016, el oro masculino fue para Connor Fields de EEUU, la medalla de plata para Jelle Van Gorkom de Holanda, y el Bronce para Carlos Alberto Ramírez Yepes de Colombia. En cuanto a la modalidad femenina, la medalla de oro fue para Mariana Pajón, de Colombia (primera mujer en ganar dos pruebas consecutivas en los dos juegos olímpicos, Londres 2012 y Río 2016); la medalla de plata fue para Alise Post de EE.UU; y la de Bronce para Stefany Hernández de Venezuela.

Y los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, el oro femenino fue para Bethany Shriever de Gran Bretaña, seguida de la Colombiana Mariana Pajón Londoño y el tercer lugar para Merel Smulders, de Países Bajos y en la prueba masculina la medalla de oro fue para Niek Kimmann de Países Bajos, medalla de plata para Kie Whyte de Gran Bretaña y la medalla de Bronce para el Colombiano Carlos Alberto Ramirez Yepes.

Sin duda alguna, Antioquia es cuna de grandes talentos de Bicicross de donde han salido un gran número de campeones mundiales en esta disciplina, entre los que destacan los tres medallistas olímpicos.

El 10 de agosto de 2012, cuando Mariana Pajón y Carlos Mario Oquendo ganaron las medallas de oro y bronce, respectivamente, en los Juegos Olímpicos de Londres, la historia del BMX colombiano se partió en dos, en un antes y un después.

El antes fue el trabajo de dirigentes, entrenadores, padres de familia, comisarios, personal administrativo y logístico, personal médico,  y deportistas para sacar adelante un deporte en el que nadie creía, y el después, que lo están construyendo día a día para seguir formando seres integrales que algunos se convertirán en campeones mundiales y medallistas olímpicos. 

Carlos Alberto Ramírez, bronces en Río 2016 y Tokio 2020.

Artículos DE LA REVISTA relacionados

PATROCINADORES