Skip to content

Medallistas. Mariana Pajón «se come el mundo pedalazo a pedalazo»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Por Dúver Alexander Pérez

Director Comunicaciones Comisión Antioqueña de Bicicrós

¿Nuestra Jordán, nuestra Comanecci, nuestra Pelé? ¡Naaahhh! Nuestra Mariana. Algunos nos conformamos con trascender en pequeño, pero ella se comió el mundo pedalazo a pedalazo, salió del partidor y cruzó la línea de meta para marcar una época.

Foto: Comité Olímpico Colombiano.

No volveremos a ver algo igual, y no me refiero a los títulos, pues quizá tendremos en el futuro una múltiple campeona mundial y una triple medallista olímpica; sin embargo, no volveremos a escribir sobre una corredora que creció compitiendo con hombres y no por fogueo, sino porque no había mujeres para competir.

No tendremos la oportunidad de escuchar nuevamente anécdotas de la mujer que vapuleaba a los varones, de las veces que tuvieron que intervenir externos porque los hombres no soportaban ver que una niña les ganara y explotaban iracundos cuando solo lograban ver su llanta trasera.

No escucharemos sobre las tantas ocasiones en las que la mandaron a la lona, pero se la encontraron de nuevo en la zona de salida, como si nada hubiese pasado.

No tendremos un crecimiento del 300 por ciento de un deporte después de una medalla, ni veremos una y otra vez en redes los mensajes de “Yo quiero ser como ella”.

No veremos de nuevo a una deportista que en una final olímpica juegue con la cámara mientras esta le enfoca, pero que apenas cae el partidor se lo toma tan en serio, como si la felicidad de una nación dependiera de sus saltos, movimientos y destreza.

Quizá y hasta ella lo deseará, por las pistas de Medellín vuelva a surgir un talento capaz de poner a un país en el mapa y obligue a que los ojos del mundo se posen sobre estas montañas.

Que traiga competencias internacionales a estas tierras y haga que los mejores de esta disciplina se enamoren de la arepa, los frijoles y el carisma de nuestra gente.

Tal vez tendremos una nueva bicicrosista de talla mundial, categoría rockstar, de portadas de revistas y campañas publicitarias, pero lo que hemos vivido de cuenta de esta mujer por más de dos décadas, jamás lo volveremos a ver.

Artículos DE LA REVISTA relacionados

PATROCINADORES