Skip to content

La Ley del Entrenador Deportivo es una realidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Su aprobación se logró después de más de 10 años de un proceso legislativo, que incluyó el trámite de dos proyectos de ley; así como también, resolvió 25 objeciones de inconveniencia e inconstitucionalidad, interpuestas por el anterior gobierno nacional, y generó cuatro fallos mayoritariamente favorables por la Corte Constitucional. Esta iniciativa de la autoría de la Asociación Red Colombiana de Facultades de Deporte, Educación Física y Recreación (Arcofader), el Comité Olímpico Colombiano y el Congreso de la República es una realidad. He aquí la crónica de este viacrucis y los beneficios que traerá para el adecuado ejercicio de la profesión del entrenador deportivo en Colombia.

Por Néstor Ordoñez Saavedra

Presidente Colegio Colombiano de Entrenamiento Deportivo; Presidente de Arcofader, y Director Programa Ciencias del Deporte Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales U.D.C.A y Miembro de la Academia Olímpica Colombiana.

Mediante la Sentencia C-439 de 2021, la Corte Constitucional, el 9 de diciembre del presente año, resolvió la objeción gubernamental al Proyecto de Ley “Por medio de la cual se reglamenta la actividad del entrenador (a) deportivo (a) y se dictan otras disposiciones”. En este sentido, sobre este histórico y trascendental fallo es importante resolver algunos interrogantes:

¿Qué decidió la Corte Constitucional?

La Corporación consideró cumplida la exigencia del artículo 167 de la Constitución Política de Colombia; es decir, declaró constitucional el Parágrafo Segundo del artículo 9º del Proyecto de Ley, el cual establece: “El valor por la inscripción permanente y provisional de la certificación de idoneidad, al igual que la tarjeta de entrenador deportivo de que trata la presente ley, será equivalente hasta cuatro (4) Unidades de Valor Tributario (UVT), a la fecha de la mencionada solicitud y será recaudado por el Colegio Colombiano de Entrenamiento Deportivo”.

Es importante aclarar que, la Corte sobre el reconocimiento y reglamentación del ejercicio de la profesión de entrenador deportivo, ya se había pronunciado en tres ocasiones, mediante las sentencias C-307 de 2013, C-074 de 2018 y C-490 de 2009. 

¿Cuáles son los alcances de este proyecto de ley?

En primer término se reglamenta la profesión de entrenador deportivo en Colombia, teniendo en cuenta la existencia del riesgo social, ya que principalmente, con una mala práctica se puede atentar contra la integridad o la vida de una persona. En segundo término, se dignifica la profesión de entrenador deportivo; pero, especialmente, se busca proteger a los practicantes, estableciendo unos requisitos de idoneidad profesional, como son la formación académica universitaria y la experiencia profesional.

De otra parte, se establece que, después de sancionada la ley, se tiene un plazo de tres años para que todos los entrenadores deportivos estén acreditados ante el Colegio Colombiano de Entrenamiento Deportivo; quien no lo haga, incurre en el ejercicio ilegal de la profesión.

De izquierda a derecha: Esnel González, decano de la facultad de Educación y Deporte, de la Escuela Nacional del Deporte, de Cali; Baltazar Medina, en ese entonces, presidente del Comité Olímpico Colombiano; Paula Andrea Arenas, asesora del senador Edison Delgado, y Néstor Ordóñez, presidente del Colegio Colombiano de Entrenadores Deportivos, quienes fueron importantes baluartes en el trabajo adelantado, para lograr la aprobación de la Ley del Entrenador Deportivo, en Colombia.

¿Por qué tantos años en este proceso legislativo?

El primer proyecto fue radicado el 11 de mayo de 2011 y aprobado en Cámara y Senado, el 14 de junio de 2012. Lamentablemente, el 10 de julio de 2012, el Presidente de la República, la Ministra de Educación Nacional y el Director de Coldeportes devolvieron el Proyecto de Ley al Presidente de la Cámara de Representantes, sin la correspondiente sanción ejecutiva, por razones de inconveniencia e inconstitucionalidad. Posteriormente, el 22 de mayo de 2013, la Corte Constitucional se pronunció sobre las objeciones gubernamentales, en Sentencia C-307 de 2013.

Considerando que no hubo voluntad política, de parte del Presidente de la República y el Ministerio de Educación Nacional para rehacer el texto del Proyecto de Ley, con fundamento en la decisión de la Corte en 2013, se radicó un nuevo Proyecto de Ley, el 12 de septiembre de 2015, el cual fue aprobado, el 20 de junio de 2017. Sin embargo, el 14 de agosto de 2017, el Presidente de la República, la Ministra de Educación Nacional y la Directora de Coldeportes objetaron el proyecto de ley por razones de inconveniencia e inconstitucionalidad, las cuales fueron resueltas por la Corte, el 18 de julio de 2018, mediante Sentencia C-074 de 2018.

De acuerdo con el fallo de la Corte de 2018, fue necesario rehacer el texto, tarea que se realizó con el apoyo del Ministro del Deporte, la Ministra de Educación Nacional y el Congreso de la República. En ese orden de ideas, la Corte revisó el texto rehecho y se pronunció el 22 de octubre de 2019, a través de la Sentencia C-490 de 2019. Infortunadamente, la Corte no avaló el Parágrafo Segundo del artículo 9º del Proyecto de Ley, en materia de cobro por el trámite de la tarjeta o registro del entrenador deportivo ante el Colegio Colombiano de Entrenamiento Deportivo. Seguidamente, con el fallo de la Corte de 2019 fue necesario rehacer nuevamente el texto, con el apoyo del Ministro del Deporte, la Ministra de Educación Nacional y el Congreso de la República. Finalmente, la Corte avaló la parte faltante del texto, el 9 de diciembre de 2021, mediante la Sentencia C-439 de 2021.

En síntesis, la Corte y el Congreso de la Republica en este trámite legislativo que duró más de 10 años, tuvo que resolver 25 objeciones de inconveniencia e inconstitucionalidad, las cuales fueron interpuestas por el Ejecutivo; prácticamente, resulta ser uno de los proyectos de ley más cortos, con el mayor número de objeciones gubernamentales y fallos de la Corte Constitucional.

 ¿A qué personas, entidades u organizaciones podemos reconocerles este gran logro?

Mi mayor reconocimento y agradecimiento para el Presidente de la República, el Congreso de la República, el Comité Olímpico Colombiano, el Colegio Colombiano de Entrenamiento Deportivo; Carlos Alberto Zuluaga Díaz, ex presidente de la Cámara Representantes; Jairo Clopatofsky Ghisays, ex director de Coldeportes; Ernesto Lucena Barrero, ex ministro del Deporte; Guillermo Herrera Castaño, ministro del Deporte, y Baltazar Medina, ex presidente del Comité Olímpico Colombiano. Así mismo, para nuestras instituciones de educación superior afiliadas a Arcofader, lideradas por su Comité Ejecutivo, integrado por la: Universidad de Ciencias Aplicadas y Ambientales U.D.C.A, Escuela Nacional del Deporte; la Universidad Tecnológica de Pereira, Universidad de Antioquia y Universidad Libre.

¿Cuál es el mensaje final sobre este proceso?

Agradecer a todos los entrenadores deportivos de Colombia, por su apoyo, su lucha y su paciencia, porque no es fácil esperar más de una década para alcanzar este logro, que hoy nos sitúa en la vanguardia académica deportiva internacional. Así mismo, dar un parte de tranquilidad, porque esta será una ley inclusiva y garantista de los derechos fundamentales de los entrenadores deportivos.

Reconocer que Colombia es una democracia, porque vivimos en carne propia el ejercicio de las tres ramas del poder, el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial; a pesar de la controversia jurídica, podemos afirmar que vamos a tener una ley de altísima calidad, producto de la discusión racional y materialización de unos acuerdos legítimos; pero fundamentalmente, con un gran apoyo de la sociedad y la comunidad deportiva nacional. En suma, damos un gran paso en la transformación del Sistema Nacional del Deporte, en el nivel de formación, perfeccionamiento y altos logros deportivos, obviamente incorporando el ámbito olímpico y paralímpico, como también, el deporte en un contexto social comunitario.

Finalmente estoy seguro, que después de tantos años de espera, el Presidente de la República sancionará la tan anhelada ley del entrenador deportivo. 

Artículos DE LA REVISTA relacionados

PATROCINADORES