Skip to content

In Memoriam. Luis H. Díaz, La bala colombiana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Formó parte de un grupo de ciclistas criollos dotados de condiciones para la pista y para la ruta. Sus dotes como embalador le valieron destacados resultados en carreras por etapas y una cosecha única en los certámenes del ciclo olímpico.

Foto: La Razón.

El pasado 24 de noviembre falleció en Cali, a los 76 años, el ex ciclista Luis H. Díaz, La Bala Colombiana, uno de los más destacados embaladores del pedalismo nacional, en los años 60 y 70, del siglo pasado, y uno de los más laureados deportistas en certámenes del ciclo olímpico, en pruebas de pista y de ruta. 

Nacido en Buga, Valle del Cauca, el 5 de septiembre de 1945, Luis H. creció en Tuluá, en donde residió la mayor parte de su vida. Desde muy joven se dedicó al ciclismo dentro de un grupo de corredores versátiles, que se destacaban igual en la ruta y en la pista, como el antioqueño Martín Emilio Cochise Rodríguez; el santandereano Severo Hernández; el vallecaucano Jaime Galeano, entre otros.

Luis Hernán Díaz Villegas, como era su nombre completo se destacó en pruebas de ruta por etapas, en las más importantes carreras del calendario del ciclismo nacional y de algunos países latinoamericanos, en los cuales Los escarabajos ganaron un alto prestigio.

Sus éxitos en la ruta

Su recorrido exitoso en las carreteras colombianas comenzó en 1968, cuando debutó en el campeonato nacional y finalizó tercero en la prueba de ruta.

Al año siguiente ganó sendas etapas en la entonces famosa Vuelta al Táchira y en la Vuelta a Colombia.

En 1970 volvió a ganar una fracción en la Vuelta a Colombia y el primer título en la modalidad de metas volantes, que premiaba a los ganadores de metas intermedias, ubicadas en terrenos planos, lo que le valió el apodo de La Bala Colombiana, por la rapidez de sus remates.

En 1971 sorprendió a los escaladores al ganar la modalidad de la montaña y las metas volantes, en el Clásico RCN.

En 1972, Luis Díaz repitió estos dos títulos y ganó la Vuelta a la Costa.

En 1973 triunfó en una fracción de la Vuelta a Colombia; ganó la Vuelta al Valle del Cauca y el campeonato nacional de ruta.

En 1974 ganó el campeonato panamericano de ruta, en Cali y una etapa del Baby Giro, en Italia; una etapa en la Vuelta a Colombia y finalizó tercero en esa carrera.

En 1975 se impuso en el Panamericano, triunfó en dos etapas de la Vuelta al Táchira y en una de la Vuelta a Colombia.

En 1976 volvió a ganar las metas volantes en el Clásico RCN; triunfó en tres etapas de la Vuelta a Colombia, en la cual ganó las modalidades de las metas volantes y la regularidad, y obtuvo el título de la Vuelta al Valle del Cauca.

En 1977 ganó una etapa en el Clásico RCN y fue segundo en la Vuelta al Valle del Cauca.

En 1979 triunfó en una fracción de la Vuelta a Colombia.

En 1982 ganó las metas volantes, en el Clásico RCN.

Y en su último año, 1983, ganó una etapa del Clásico RCN.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 110833FF-5E2C-491B-8FD6-4C82D3D5983B_4_5005_c.jpeg
Foto: Noticias de Colombia.

En el ciclo olímpico

Dejamos aparte la reseña de sus participaciones en certámenes del ciclo olímpico, en los cuales dejó una huella importante, tanto en ruta como en pista.

Este fue su palmarés:

En los XI Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en Ciudad de Panamá, en 1970, alcanzó el oro en los 4.000 persecución por equipos, al lado del paisa Martín Cochise Rodríguez, y de los vallecaucanos Jaime Galeano y José Ramón Garcés.

En ese mismo año, Luis H. Díaz ganó tres medallas de oro en los Juegos Bolivarianos de Maracaibo, Venezuela, en lo 4.000 metros persecución individual; en los 4.000 por equipos, con Álvaro Pachón, José Ramón Garcés y Galeano, y en la prueba de ruta contrarreloj, acompañado por Rafarel Antonio Niño y Asdrúbal Salazar.

En los VI Juegos Panamericanos, de Cali, en 1971 logró su más importante victoria en certámenes del ciclo olímpico, al ganar el oro en los 4.000 persecución por equipos, con Cochise Rodríguez, Jorge Hernández y José Ramón Garcés.

En los Juegos Bolivarianos de Ciudad de Panamá, en 1973, obtuvo dos oros, en los 4.000 metros persecución individual y por equipos.

En los Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en Santo Domingo, República Dominicana, en 1974 alcanzó oro en los 4.000 metros persecución  individual, y platas en la misma prueba por equipos, con  Manuel Parra, Jaime Galeano y José Ramón Garcés, y en ruta individual y por equipos, con Álvaro Pachón, Rodolfo Arce y Henry Cuevas.

En los Juegos Panamericanos de Ciudad México, en 1975, alcanzó la medalla de plata en los 4.000 metros, con Balbino Jaramillo, Jaime Galeano y Jairo Quiceno.

En los Juegos Bolivarianos de La Paz, Bolivia, en 1977 logró un importante doblete: oro en ruta por equipos, con Luis Carlos Manrique, Antonio Londoño y Juan Pachón, y plata en 4.000 metros por equipos, con Balbino Jaramillo, Oscar Gálvez y Álvaro Bejarano.

Artículos DE LA REVISTA relacionados

PATROCINADORES