Skip to content

Historia 8. Tiburón y Camargo, figuras colombianas en Londres 1948

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Luis Tiburón González, segundo, de izquierda a derecha.

En 1948, el movimiento olímpico mundial recuperó su ritmo, interrumpido por la Segunda Guerra Mundial, con la celebración de los Juegos Olímpicos, en Londres.

Aunque la prioridad de toda Europa era la reconstrucción, por los estragos causados ​​por la conflagración, la capital inglesa organizó un certamen de alta calidad.

Colombia, por gestiones adelantadas desde la Dirección Nacional de Educación Física, encomendada al licenciado Numael Hernández, aprobó los dineros necesarios para el envío de un equipo con un cuadro directivo conformado por José Antonio Bonnet, presidente del Comité Olímpico Colombiano, COC y Jefe de Misión ; Alberto Nariño Cheyne; el Mayor Roberto Esguerra, y Cayetano Cañizares.

Los deportistas fueron los atletas Jaime Aparicio, en los 400 metros con vallas y Mario Rosas, en la misma prueba y en los planos. Los nadadores Luis Child y Luis Eduardo Tiburón González. Los esgrimistas Alfonso Ahumada, Miguel Valderrama y Emiliano Camargo. Los luchadores Ricardo Caballero, en 56 kilos; Miguel Ortiz, en 61, y Hernando Corredor, en 66, (como reemplazo). Y Los tiradores, los capitanes González y Enrique Muñoz.

Austeridad y fastuosidad

El jueves 29 de julio, en el fastuoso Estadio de Wembley fueron inauguradas las justas, con la presencia de 4.099 atletas en representación de 59 países, más de lo que se podría esperar, por los efectos de la guerra.

A las 2:30 PM. (hora local), los 80 mil asistentes se levantaron para al Rey Jorge VII, quien vestía el uniforme de almirante de la marina británica, ya la Reina Isabel, quien lucía un traje ligero de seda azul y un sombrero de anchos bordes, con adornos azules y de oro.

A continuación sonó una salva de 21 cañonazos y la antorcha olímpica ingresó al escenario, conducida por John Mark, considerado el más sobresaliente atleta británico del momento. Poco después de las tres de la tarde se dio apertura en forma solemne a los Juegos Olímpicos Londres 1948.

Los seis atletas colombianos y los cinco dirigentes desfilaron en decimosexto lugar y recibieron los aplausos de rigor.

Luego de la ceremonia se realizó una cena colectiva en el lujoso Claridge Hotel, ofrecida a todos los equipos por el Primer Ministro inglés, Clement Attlee, recordado por haber derrotado en las elecciones legislativas a Winston Churchill, uno de los grandes triunfadores en la guerra.

La sorpresa del esgrimista Camargo

El nadador Luis Tiburón González era el único colombiano de quien se tenían referencias en los Juegos, por lo que había hecho durante los Centroamericanos y del Caribe, de Barranquilla, en 1946, y en los Bolivarianos, de Lima, en 1947. Además, para la fecha de los Olímpicos ocupaba el décimo tercer puesto en el escalafón mundial de los 1.500 metros, estilo libre.

Sin embargo, la figura colombiana fue toda una sorpresa. El esgrimista Emiliano Camargo clasificó cuarto en espada y logró avanzar a la segunda ronda. Mientras tanto el mayor Ahumada alcanzó cuatro victorias en 15 toques. En la siguiente fase, Camargo finalizó tercero, al acumular tres victorias en 19 toques, lo que le valió ser el único suramericano en pasar a semifinales.

Su compatriota Ahumada, por su parte, se encasilló último, sin triunfos en su serie, por lo que quedó al margen de la competencia.

En la ronda semifinal el destino se ensañó contra el sorprendente colombiano Emiliano Camargo, porque una herida en su brazo derecho le impidió presentarse al siguiente combate.

A pesar de esta adversidad, Camargo fue la sorpresiva figura colombiana en el certamen más exigente y difícil, y en una disciplina con poco desarrollo en el medio colombiano.

Tiburón González avanzó a semifinales

El nadador Luis Tiburón González fue la segunda figura colombiana en los Juegos Olímpicos, al avanzar en los 1.500 metros hasta semifinales, ronda en la que fue séptimo en la segunda serie, que ganó Jimmy McLane, de Estados Unidos, después medallista dorado. Entre tanto, en los 400 metros libres fue eliminado, al quedar cuarto en la serie inicial, mientras que Child concluyó quinto, en la apertura, y quedó por fuera de la competencia.

En cuanto al dúo de atletas, Jaime Aparicio se clasificó cuarto en la segunda serie eliminatoria de los 400 metros con vallas, y quedó eliminado. Lo mismo ocurrió con su compatriota Mario Rosas, quien ocupó la misma posición en sus dos series eliminatorias de los 400 planos y con vallas.

A continuación, los luchadores fueron eliminados en su primera participación.

De esa manera, concluía la tercera participación colombiana en unos Juegos Olímpicos, cuyo momento alarmante fue la intensa lluvia que hizo trasladar varias competencias al complejo Earl’s Court, en el Barrio Chelsea. Tras una alegría incontenible y la felicidad por el regreso de las magnas justas, el Duque de Edimburgo y la Duquesa de Kent, el Príncipe Bernardo y la Princesa Juliana de Holanda, el Vizconde y la Vizcondesa Mountbaten y demás miembros soberanos, junto al cuerpo diplomático , engalanaban la ceremonia de clausura de los Juegos. Una vez terminada la alocución de despedida, la bandera de los cinco anillos descendió lentamente del mástil mientras repicaban las trompetas de la Guardia Real y el cañón tronaba. El pabellón era el mismo que las tropas aliadas encontradas durante la ocupación a Berlín,

Historia 1. Ocho sucesos pioneros de nuestro deporte olímpico

Historia 2. Barranquilla apunta hacia la creación del COC

Historia 3. Gerlein, presidente del COC. Colombia se estrena en Olímpicos

Historia 4. Acta de Constitución del COC

Historia 5. Sudadera y recuerdos de Pedro Emilio Torres

Historia 6. Colombia llega al ciclo olímpico

Historia 7. Parálisis mundial y aceptación de Colombia, en el COI

PATROCINADORES