Skip to content

HACE 40 AÑOS: Antioquia rompe la hegemonía del Valle, en los Juegos Nacionales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

En 1978, el médico Antonio Roldán Betancourt comenzó su gestión en la dirección de Coldeportes Antioquia, con una nueva mentalidad y con el objetivo de ganar los Juegos Nacionales Neiva 1980, para romper la hegemonía del Valle del Cauca ejercida en las últimas cinco ediciones del certamen.

Para conseguir ese objetivo, bajo su liderazgo, Coldeportes regional y las ligas deportivas antioqueñas trazaron los respectivos planes, que debían contar con un respaldo económico, finalmente alcanzado por dineros de la propia entidad oficial y de algunas empresas privadas antioqueñas, que se convencieron y compartieron el objetivo de ser los primeros en el máximo certamen deportivo colombiano.

Dentro de las novedades establecidas en la administración de Roldán Betancur se destacaron la creación del primer centro médico deportivo del país y la construcción de la sede de la Casa del Deporte, en la Unidad Atanasio Girardot, que había crecido a raíz de la celebración en 1978, de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Cuando la delegación antioqueña -de la cual formó parte Baltazar Medina, actual presidente del Comité Olímpico Colombiano- llegó a Neiva, Antonio Roldán Betancur descendió del bus con un trofeo gigante que le entregó a su jefe, Mike Forero Nougués, director Nacional de Coldeportes, con estas palabras:

-“Aquí tiene este trofeo que Antioquia dona para el campeón de los juegos. Es tan bonito, que queremos llevarlo con nosotros de vuelta a Medellín”.
El director de Coldeportes lo tomó y respondió:
“Si Antioquia es el campeón, el trofeo volverá a casa. De lo contrario, tendrá otro destino”.

El trofeo regresó a Medellín, porque Antioquia acabó con la hegemonía de cinco títulos consecutivos del Valle del Cauca, en las mismas manos que lo llevaron a Neiva, las de Roldán Betancur.

Esa ha sido la única vez que una región recibe un trofeo por ser el campeón general de los Juegos Nacionales, porque por políticas de Coldeportes, no se consagra a un gran ganador, sino a cada atleta que obtiene una de las tres medallas en juego, por competencia.

Roldán Betancur, a su regreso a Medellín impulsó la compra y apertura de una casa en el barrio El Pedregal de Medellín, bautizada “Neiva 80″, para que a los antioqueños se les grabara por siempre este episodio, que marcó el fuerte ascenso del deporte paisa, que se extiende hasta nuestros días. La Casa Neiva 80 ha sido destinada para impulsar programas de deporte social y comunitario, y cuenta con escenarios deportivos e instalaciones para el alojamiento de atletas.

Roldán Betancourt siguió en la política, hasta llegar a ser el primer Gobernador de Antioquia, por elección popular, en 1988. Un año después de haber desarrollado una labor de modernización en las principales entidades del departamento fue asesinado con un carro bomba, en una calle de Medellín.

Artículos DE LA REVISTA relacionados

PATROCINADORES