Skip to content

Flagelos del deporte 1. El dopaje: por el juego limpio y por la salud

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

A partir de esta edición y durante las siguientes, presentaremos a la juventud colombiana, desde la perspectiva de la Academia Olímpicas Colombiana, los flagelos más peligrosos que sacuden el deporte mundial, con el fin que los atletas de altos logros y quienes quieren serlo, hagan sus propios análisis de esos peligros que enfrentan día a día.

Foto: Triatletas en Red Sport.

El dopaje es el consumo de sustancias prohibidas para incrementar artificialmente el rendimiento deportivo. Es probablemente la más clara amenaza del deporte y del olimpismo, porque va en contra de la salud de los atletas y pone en riesgo su vida, por buscar alcanzar logros artificialmente.

El dopaje es un enemigo del deporte, difícil de erradicar y que ataca no sólo a los deportistas de altos logros, sino también a personas que practican el deporte como aficionados.

El dopaje es una práctica poco ética y muy peligrosa, que pone en riesgo tu carrera deportiva. Eres joven, tienes habilidades y una gran capacidad para esforzarte y ser el mejo. Concéntrate en eso, entrena juiciosamente, mejora la técnica, sigue las indicaciones de tu entrenador, pero…¡ten mucho cuidado! No recibas ningún medicamento que no sea formulado por el médico, no lo recibas de nadie, por muy cercano que sea y te inspire mucha confianza.

El caso del canadiense Ben Johnson, ha sido uno de los más visibles, en la historia del dopaje mundial.

El uso de pastillas para calmar dolores le ha costado a muchos atletas la medalla en campeonatos nacionales, mundiales y olímpicos. ¡Ojo con eso! Ten mucho cuidado, porque existe una lista de medicamentos prohibida en el deporte, y puede pasar que una de esas pastillas que te tomes contenga alguno de los elementos químicos prohibidos. Conocemos casos de deportistas que fueron castigados por dopaje y no tenían ni idea que tomarse esa pastillita podría quitarles la gloria deportiva.

También utilizar drogas para el incremento del rendimiento deportivo tiene peligrosas repercusiones en la salud de los deportistas que las consumen, en especial, en el medio y largo plazo.

Dependiendo de la sustancia dopante, el deportista puede lograr competir durante más tiempo, responder más rápido y mejor, aguantar cargas de entrenamiento o soportar mejor el dolor, con lo cual se incurre en riesgos potenciales y en nocivos efectos secundarios para la salud. ¡Muchos jóvenes han muerto por el uso de esas sustancia dopantes!

Desde el Comité Olímpico Internacional, y en cooperación con los gobiernos de muchos países se trabaja para poner fin a este flagelo. Se ha conformado la Agencia Mundial Antidopaje, AMA, para combatirlo a través de fuertes sanciones, pero también mediante la publicación de leyes muy rigurosas, la difusión de campañas de información y la firma de convenios de colaboración con distintos organismos, a favor del deporte limpio.

La trampa, que implica el dopaje, debe ser excluida de la vida de los atletas jóvenes, por el bien de su salud, y por la necesidad de una competencia justa y un deporte limpio.

Este tema del dopaje ha estado presente en el deporte desde principios del siglo XX. En algunos casos utilizando plantas y alimentos estimulantes, que en exceso igualmente afectaban a su consumidor, por que en algunos casos le ayudaban si bien no físicamente, si sicológicamente para ganar una competencia.

En los Juegos Olímpicos se recuerda particularmente Roma 1960, por la muerte del ciclista danés Knud Enemark Jensen, mientras competía. Su autopsia reveló rastros de anfetamina. Este caso aumentó la presión sobre las autoridades deportivas, para que incorporaran controles de las sustancias prohibidas.

En 1966, la Unión Ciclística Internacional (UCI) y la Federación Internacional de Futbol Aficionado (FIFA) fueron las primeras federaciones internacionales en incorporar controles de dopaje en sus respectivos campeonatos mundiales. En 1967, el Comité Olímpico Internacional (COI) creó su Comisión Médica y estableció la primera lista de sustancias prohibidas. Los controles de sustancias se introdujeron por primera vez en los Juegos Olímpicos de Invierno, en Grenoble, en 1968 y en los Juegos Olímpicos de México, también en 1968. Para ese tiempo, el dopaje cobraba la vida de otros atletas en el ciclismo, principalmente.

Te invitamos a visitar la página Web de la Agencia Mundial Antidopaje https://www.wada-ama.org/en/content/what-is-prohibited. En ella podrás investigar todo lo que te preocupe, sobre este tema tan delicado en tu vida deportiva.

Próxima edición: las apuestas.

Artículos DE LA REVISTA relacionados

PATROCINADORES