Skip to content

Clasificados. Jorge Luis Vivas, por sus segundos Olímpicos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Nació en Turbo, Antioquia, pero se crio en Carepa. A los 14 años, por iniciativa propia se acercó al entrenador Darío Sepúlveda y le dijo que quería entrenar con el grupo de boxeadores del Colegio Adventista. Él le respondió: “te espero mañana, a las 6:00 AM., con dos vendas”. Así fue: al otro día, a las 6:00 AM., Jorge Luis Vivas llegó al coliseo con las vendas y comenzó en forma su vida en el boxeo.

Vivas comenzó participando en torneos regionales y en el 2004 compitió en el primer campeonato departamental, en Santa fe de Antioquia, en el que conquistó su primera medalla de plata, y una motivación para seguir puliendo su técnica, sus ataques y todos sus movimientos.

Entonces fue visto por el profesor Abelardo Parra, quien lo invitó a que entrenara en el Centro de Desarrollo Deportivo. Al año siguiente (2005) participó en el Nacional de Boxeo y finalizó tercero, en su categoría. Al año siguiente alcanzó el título departamental.

En el 2009 comenzó su proceso en la preselección nacional, bajo el mando de Jesús Martínez, quien había visto y valorado sus condiciones. Jorge Luis Vivas siguió construyendo su carrera con disciplina, esfuerzo y dedicación, hasta que en el 2011 viajó con la selección Colombia a Cuba, en mi primer viaje internacional, que fue una experiencia enriquecedora.

Luego participó en el Panamericano Continental; en los Juegos Bolivarianos Trujillo 2013, en los cuales fue medalla de oro; en los Juegos Suramericanos Santiago 2014, en los que ganó plata; en los Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, y en los Juegos Panamericanos Toronto 2015, certamen en el que alcanzó presea de plata.

Confiesa el deportista que esta experiencia fue indescriptible por muchos motivos: “la magnitud del evento, en un país tan bello; la posibilidad de medir nivel con los mejores del continente, y, lo mejor, que por primera vez en la historia, dos deportistas de Urabá estaban en el podio. Me refiero a mi compañero y amigo Deivis Julio Blanco, quien fue medalla de plata en los 91 kg, a quien conozco hace mucho tiempo y salió también de mi escuela, y a mí”.

Estos dos bronces se sumaron, para el boxeo colombiano en Toronto 2015, a los tres bronces que ganaron Ingrit Valencia, en los 51 kilogramos; Céiber Ávila, en los 52 kilos, y Juan Carlos Carrillo, en los 81 kg.

A pesar del éxito en su carrera, Vivas ha recibido fuertes golpes, en un deporte de contacto como el boxeo. Uno de los que más recuerda ocurrió en 2010, en San Pedro de Urabá, en el último asalto. Iba ganando 14 a 2, en la final departamental, contra Óscar Torres, de Córdoba, quien en ese torneo peleaba por Bogotá. A pesar de la amplia diferencia, Torres le dio un derechazo que lo mandó al piso, y perdió la pelea por KO.

Jorge Luis Vivas es creyente y aunque no ha tenido cosas en abundancia no le ha faltado nada. Es cabeza de hogar, porque responde por su mamá, su pareja y sus hijos. Dice que la mamá es lo más importante en su vida, es su motor. Su apoyo incondicional le ha servido mucho. Considera que gracias a ella ha podido llegar a donde está.

La mejor experiencia en su carrera la vivió en 2016, cuando lo llamó el presidente de la Federación Colombiana de Boxeo y le dijo que lo habían seleccionado como el Deportista del Año, para el reconocimiento que realiza el Comité Olímpico Colombiano, en competencia con Deivis Julio. La Federación se inclinó por él, debido al oro obtenido en los Juegos Nacionales, el resultado en los Panamericanos y la dificultad de las peleas que enfrentó este año. “Me siento muy contento de haber hecho parte de la ceremonia, que se realizó en Bogotá y me llena de motivación para mantenerme como el mejor del país”, dice.

Otro de los grandes recuerdos que acumula Vivas en su vida corresponde es su clasificación para los pasados Juegos Olímpicos Río 2016, en los cuales acumuló importante experiencia, para seguir construyendo una carrera, que lo llevará por segunda vez a unos Olímpicos, los de Tokio 2020, en los cuales espera luchar por un cupo en el podio.

PATROCINADORES