Skip to content

Helbert Liebech

Presidente del COC 1957-1958

La II Guerra Mundial, desatada por Adolfo Hitler en 1939, generó en Europa un gigantesco exilio de personas y familias enteras, o que eran perseguidas por su condición de judíos o porque rechazaban las doctrinas nazis o porque ayudaban a la población objetivo del dictador.

América fue uno de los destinos elegidos por los inmigrantes, especialmente alemanes, que huyeron presurosos para salvar sus vidas. Uno de ellos fue el ex atleta Helbert Liebech, quien llegó a Colombia en 1940, espantado por las atrocidades que se estaban cometiendo en su país, se estableció en Bogotá y creó una empresa de fabricación de productos para la industria automotriz.

Pronto su afición por el deporte lo llevó a vincularse a la dirigencia del atletismo, en la Asociación Colombiana de Atletismo, de la que fue su presidente, de 1950 a 1957. En este cargo trató de darle seriedad a la organización y canalizó el gran potencial de atletas que existían en Colombia, entre quienes se destacaban Jaime Aparicio y Mario Rosas, quienes habían representado a Colombia en los Juegos Olímpicos de Londres 1948, pero también un grupo grande, especialmente vallecaucano, que lo animó a impulsar  los campeonatos nacionales, desde su primer año de mandato, a partir de certámenes selectivos que existían.

Los torneos de atletismo se realizaban sólo en ciudades como Bogotá, Cali, Medellín y Bucaramanga, que eran las únicas que contaban con pistas, las tres primeras, de carbonilla, y la cuarta de arcilla, curiosamente de siete carriles, cuando lo reglamentario eran seis, que fue construida para los Juegos Nacionales de 1941.

En 1950, durante los VI Juegos Nacionales, en Santa Marta, Liebech, como presidente de la Asociación Colombiana de Atletismo concedió una entrevista al periodista de El Tiempo Luis Enrique Buitrago, Mirón, en la cual se refirió a la necesidad de contratar entrenadores extranjeros, para la preparación de nuestros atletas y de otros técnicos que repliquen sus enseñanzas en el territorio nacional.

“Colombia necesita, si quiere progresar efectivamente en estas actividades, contratar entrenadores permanentes en todos los deportes, o hacerlos, enviando a elementos nacionales con vocación, a escuelas europeas o norteamericanas. 

“Hasta el momento, todo lo que se ve en las canchas, se puede decir que es de iniciativa personal, casi producido por generación espontánea. Pero llega un instante en que es necesaria la conducción técnica; entonces todas las facultades naturales se represan y hasta se atrofian.

“Hablando con Hebert Liebisch (Presidente de la Asociación Colombiana de Atletismo) recalcaba sobre esta necesidad. Se refería al caso del Perú, que tiene buenos futbolistas, excelentes atletas, inmejorables deportistas, en todos los órdenes, porque el presupuesto para la educación física es elevadísimo y se gastan buenas cantidades en contratos con técnicos extranjeros, que mantienen y mejoran el nivel de los atletas de ese país.

“De no proveerse aquí de medidas para salir de lo que sólo dan la intuición y los medios naturales, sin escuela, nunca llegaremos a algo sobresaliente. Se necesitan también para los deportes, maestros como en todo, pero hay que importarlos o crearlos”, decía concluyentemente el fanático del atletismo, con su jerga de chistes criollos requeteverdes, mezclada con el acento sajón inextinguible”. Jorge Enrique Buitrago, MirónEl Tiempo, 8 de febrero de 1950.

Las reflexiones de Liebech habían salido de sus continuos encuentros con su buen amigo, el vallecaucano Alberto Galindo Herrera, líder del desarrollo del deporte en esa región del país, quien, durante los cuatro años siguientes contrató técnicos del exterior, y comenzó una hegemonía en el deporte colombiano, que se reflejó en los juegos nacionales, durante 30 años.

Pero el trabajo no se limitó a la realización de los Juegos. El Valle del Cauca los organizó, para ganarlos. Frente a este objetivo fueron contratados varios técnicos extranjeros, para la preparación de sus deportistas: el sueco Rolf Sbamgerg, en atletismo; el dominicano Andrés Julio Báez, en béisbol; el italiano Mario Berganini, en ciclismo; el ecuatoriano Julio Padilla, en lucha, y el argentino Remo Civetta, en natación, quienes se unieron a los colombianos Carlos Tulio Obonaga, en fútbol, y Luis Valenzuela, en boxeo.

Helbert Liebech
  • Nacimiento
  • Estudios
  • Deportes Practicados

HISTORIAL DE PRESIDENTES

2021-presente
2009-2021
1997-2009
1989-1997
1979-1989
1975-1979
1959-1975
1958-1959
1957-1958
1954-1957
1953-1954
1952-1953
1948-1952
1947-1948
1946-1947
1945-1946
1937-1945
1936-1937
18
17
16
15
14
13
12
11
10
9
8
7
6
5
4
3
2
1
Ciro Solano Hurtado
Baltazar Medina
Andrés Botero Phillipsbourne
Jorge Herrera Barona
Fidel Mendoza Carrasquilla
Humberto Chica Pinzón
Mario García y García
Leopoldo Uribe San Román
Helbert Liebech
Coronel Guillermo Padilla Manrique
Carlos Castillo de la Parra
Enrique Gómez Hurtado
José Antonio Bonnet Schroeder
Leopoldo Uribe San Román
Humberto Chica Pinzón
Gregorio Obregón
Alberto Nariño Cheyne
Julio Gerlein Comelin

PATROCINADORES