Skip to content

El evento. Colombia, en la Sesión Internacional de la Academia Olímpica para Jóvenes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Del 17 al 23 de septiembre del 2021, los colombianos María Camila Martínez y Rodrigo Edward Ideus Forero tuvieron la oportunidad de representar a la Academia Olímpica Colombiana, del Comité Olímpico Colombiano, en la Sesión Virtual para Jóvenes de La Academia Olímpica Internacional (IOA). 

En esta sesión, que contó con la presencia de 81 participantes de 50 países, titulada, La pandemia y el movimiento Olímpico: oportunidades, retos y alteraciones, los colombianos María Camila Martínez, profesional en Ciencias del Deporte, y Rodrigo Ideus, banquero comercial y representante Olímpico colombiano de remo, en Beijing 2008, participaron en lecturas, discursos, ponencias, trabajo en grupo, debates y eventos sociales, como baile, arte, música y ejercicio virtual.

Anualmente, este evento, se había celebrado de manera presencial, en Olimpia, Grecia, sede de la Academia Olímpica Internacional y el lugar de nacimiento del movimiento Olímpico. Sin embargo, este año a causa del COVID y la variante delta, la organización programó actividades virtuales que permitieron crear lazos fuertes entre sus participantes. 

Durante la sesión, los participantes presentaron diferentes ponencias, basadas en la pandemia y su influencia en sus carreras profesionales, antes, durante y después de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Rodrigo Ideus, aun teniendo una pantalla como barrera, supo relacionarse de una forma cercana con colegas de todas partes del mundo, para fortalecer este lazo de amistad, como si la virtualidad pasara a un segundo plano y solo importara la reunión de todos los representantes, sus culturas y costumbres. Gracias a esta experiencia fue posible fortalecer la relación con el movimiento olímpico y abrazar la filosofía del olimpismo como estilo de vida, teniendo en cuenta que también es posible trabajar en equipo, para generar un movimiento de fe, unidad, diversidad y apoyo de salud mental, para el bienestar y el desarrollo del deporte. 

El trabajo de grupo, en el cual Rodrigo Ideus actuó como secretario, se enfocó en los temas de salud mental para deportistas y en promover el deporte virtual, como forma de incrementar el acceso y práctica del deporte para todos. La tecnología ayudó a romper paredes e incrementó el acceso del público a los Juegos Olímpicos. Infortunadamente, la pandemia hizo que muchos dejaran el deporte y los juegos fuera de casa. El movimiento olímpico se tiene que enfocar en continuar como motivación para muchos, en el regreso al deporte. Rodrigo presentó una idea sobre los derechos de acceso al trabajo de salud mental, con psicología para todos los deportistas de alto nivel. “El olimpismo nos presenta el derecho para todos de participar en el deporte, con el cual mejoramos el cuerpo, la mente y la voluntad. El trabajo de psicología fue muy importante en mi desarrollo como persona.

Entre las actividades, Rodrigo Ideus presentó un discurso al grupo sobre sus experiencias como deportista y realizó una guía para “ayudar a encontrar a nuestro mejor ser humano”. En esta guía explicó su historia en el deporte usando anécdotas, y demostró que el trabajo en equipo, el enfoque y la actitud personal, más el estudio físico y mental culminado con una vida en equilibrio social, le ayudaron a lograr su mejor rendimiento como persona.      

De igual forma, María Camila Martínez se postula como secretaria de su grupo y expone el trabajo llevado a cabo en Colombia, por nuestra Academia Olímpica, respecto a la norma 50, y propone llevar este tema a las conclusiones generales del equipo, bajo este argumento: si bien es cierto que las instituciones de carácter internacional no son culpables de las desigualdades y de la falta de oportunidades que se mostraron en el tiempo de pandemia, tienen la responsabilidad directa de proponer estrategias de mejora, que puedan poner estos problemas reales en primer plano, para tener una forma de lograr trabajos en esta área y su posterior erradicación. De esta forma estarían demostrando un apoyo recíproco a los atletas que entregan sus vidas al Olimpismo y tienen como sueño llegar al podio, lugar que al ser  tan luchado podría permitir expresar ideologías o hacer visibles problemáticas sociales, pues es innegable que los gestos simbólicos y los llamados públicos generan un espacio de reflexión importante, ante situaciones como las que vivimos en la actualidad, en materia de salud pública. 

De este modo sería pertinente que la norma 50 apoyara los valores por excelencia del olimpismo, como la amistad, la misma que defendería y pondría como prioridad asuntos vulnerados de carácter mundial. 

Si bien es cierto, no es fácil llegar a un punto en concreto con la norma 50, por la posibilidad de disfrazar discursos de odio, bajo el argumento de la libre expresión, sí se hace un llamado a instituciones de carácter internacional como la Academia Olímpica Internacional y el Comité Olímpico internacional a reconocer la plena humanidad de los atletas. Este concepto, en la sociedad moderna incluye sus luchas y demandas, en consideración a que están participando en un mega evento, como son los Juegos Olímpicos, en los cuales es posible dejar legados de todo tipo, incluso sociales. 

María Camila también participó en los bailes, entrenamientos y actividades sociales propuestas, para exponer la cultura del país, hablar sobre el mismo e invitar a sus compañeros de diferentes naciones a visitarlo. 

Estos dos colombianos están muy agradecidos con la AOC, por esta oportunidad de crecer como personas y de seguir promoviendo el movimiento Olímpico desde su comunidad. Rodrigo, actualmente sigue su sueño Olímpico de invierno, en el ski de fondo para los Juegos de Milán 2026. Como colombiano que reside en el exterior está apoyando a sus compatriotas que practican deportes de invierno fuera de Colombia. También sigue ayudando a la Federación Colombiana de Remo, en el crecimiento de este deporte en el país y en su aporte como sede internacional para los Juegos Panamericanos Junior, en Cali 2021.

Mientras tanto, María Camila estará enfocada en la parte administrativa del deporte; continuará con su preparación académica y personal y prestando su servicio como auxiliar de la Academia Olímpica Colombiana, en busca de su posicionamiento en redes y de compartir el mensaje de la filosofía del Olimpismo a lo largo del país, desde la Columna Joven, de la revista Olímpica Digital; además será voluntaria de los juegos Panamericanos Junior de Cali 2021, en comunicaciones, como traductora de diferentes delegaciones, por sus conocimientos en inglés y portugués, y perseguirá su sueño de compartir el legado olímpico, no solo a nivel nacional, sino internacional, pues gracias a intercambios académicos tiene contactos que facilitan el trabajo en más de 10 países.

Artículos DE LA REVISTA relacionados

PATROCINADORES